Pon a punto la piscina de tu comunidad con sencillos pasos

tramites-seguro-averias-comunidad-propietarios-2
Trámites con el seguro en averías de tu comunidad de propietarios
mayo 12, 2022
Mostrar todo

Pon a punto la piscina de tu comunidad con sencillos pasos

pasos-puesta-a-punto-piscina-2

Es clave la puesta a punto de la piscina para el verano. 

Desde Fincas Heredero te contamos cómo hacerlo para que todos los vecinos se puedan dar un chapuzón y disfrutar de una piscina segura y limpia.  

PON A PUNTO LA PISCINA DE TU COMUNIDAD CON SENCILLOS PASOS: MOTIVOS

Si en tu comunidad de vecinos cuentas con una piscina, realizar la higiene y revisión de la piscina es fundamental. 

Aunque durante los meses de calor es regular el mantenimiento, la puesta a punta de la piscina para el verano es el principal punto de partida. 

El invierno deja una importante huella en el agua, una época del año en que la piscina se llena de suciedad, de hojas, y de hongos y bacterias que se acostumbran a proliferar en el agua estancada. 

Algo que debemos eliminar para lograr que el agua de la piscina de nuestra comunidad de vecinos sea apta para el baño. 

Si comenzamos a utilizar la piscina sin adecuar el agua, los cuidados posteriores no serán del todo efectivos. 

Algo que puede repercutir en la salud de las personas que hagan uso de ella. 

Así que, ¡manos a la obra! 

PON A PUNTO LA PISCINA DE TU COMUNIDAD CON SENCILLOS PASOS: COMO HACERLO

La labor de poner a punto la piscina es sencilla. 

De todas maneras, como involucra diversos tratamientos químicos para piscinas, requiere de un tiempo para que hagan efecto. 

Un buen motivo para empezar y no esperar a último momento, cuando comiencen las altas temperaturas.

Pasos para poner a punto tu piscina para el verano:

  1. Retira y limpia la cubierta de protección. Aunque pueda parecer una obviedad, quitar la cubierta es el primer paso. 

Pero no solo es cuestión de quitarla, sino de realizar el trabajo de mantenimiento necesario. 

Es decir, es el mejor momento para limpiarla a fondo y eliminar todos los restos que haya podido dejar el invierno. 

  1. Comprueba el estado de los accesorios. Previo a sanear el agua, es necesario limpiar todo lo que esté sumergido en ella: rejillas, cestos, escaleras, etc., donde suele quedar restos de algas y hongos. 

Este paso también es perfecto detectar si cada objeto está en buen estado y cambiar las piezas necesarias y asegurar las escaleras de la piscina. 

  1. Limpia el fondo de la piscina. Antes de tratar el agua, quitar la mayor cantidad de suciedad posible es fundamental. 

El suelo es un sitio donde tiende a acumularse todo aquello que cae en la piscina. 

Podemos hacerlo de forma manual con un limpiafondo o también recurrir al uso de un robot de piscina. 

  1. Después de limpiar la suciedad del fondo, sigue con las paredes. Lo ideal es hacerlo utilizando un cepillo para piscinas. 

Para la suciedad más resistente puedes emplear una pistola de agua a presión y productos específicos, pero nunca agresivos. 

  1. Revisa el sistema de filtración. Es probable que la quietud del agua haya comprometido al sistema de filtración. 

Revisa si hay óxido en la instalación y elimínalo. También puedes encontrar acumulación de cal en el filtro, algo que puedes quitar raspando.

Si el sistema de filtrado es de arena, tienes que poner atención al filtrante de sílex y reponerlo. Revisa el estado de la arena y reponerla si fuera necesario.

  1. Comprueba la instalación eléctrica. Revisa que todos los dispositivos de iluminación subacuática funcionen bien. 

Por otra parte, las heladas del invierno pueden estropear las cajas de conexiones. 

Asegúrate de que todo se encuentre en perfecto estado. 

  1. Rellena la piscina de agua. Para que la tarea de saneamiento sea adecuada, rellena la piscina hasta su nivel óptimo de agua. 

De esta manera, te aseguras de cumplir con las proporciones de los productos de limpieza necesarias para lograr el equilibrio de los parámetros del agua.

pasos-puesta-a-punto-piscina-1
  1. El saneamiento del agua. Este paso es clave en la puesta a punto de la piscina. Es momento de prestar especial atención al agua, comenzando por la aplicación de cloro.

Lo ideal es escoger un cloro de acción rápida, que ofrezca en su formulación la eliminación de bacterias, hongos y algas. 

De forma que, en una sola aplicación, puedas cubrir todas las necesidades de higiene del agua. 

Aplica el cloro en torno al perímetro de la piscina. Luego de realizar esto, tendrás que dejar la depuradora funcionando durante 12 horas. 

Si la piscina de tu comunidad de vecinos es salina, en lugar de cloro tendrás que aplicar sal. 

Estas piscinas poseen un clorador salino que la convierte en un poderoso desinfectante. 

  1. Analiza el pH del agua. Este dato es fundamental para realizar el mantenimiento de la piscina. 

Para considerar un pH óptimo debe estar entre 7,2 y 7,6. 

Si el pH es mayor a este valor, entonces tendrás que utilizar un producto reductor de cloro. 

En caso inverso, si el pH está por debajo, solo tendrás que añadir un poco más de este químico. 

Si necesitas la ayuda de un profesional para la puesta a punto de la piscina de tu comunidad, en Fincas Heredero nos ocupamos de contratar este servicio. 

Tu consulta es bienvenida.