¿Existe algún método para proteger la comunidad de los morosos?

grietas-de-tu-edificio-n1
No dejes pasar las grietas de tu edificio, ¿Qué puede estar ocurriendo?
septiembre 13, 2021
Mostrar todo

¿Existe algún método para proteger la comunidad de los morosos?

proteger-de-morosos-comunidad-n1

En los últimos años, la falta de pago de las cuotas soportada por las comunidades de vecinos ha aumentado de manera considerable. 

Desde Fincas Heredero te contamos qué puedes hacer para que esta situación se revierta, no genere más deuda, y conservar la buena convivencia. 

COMO PROTEGER LA COMUNIDAD DE LOS MOROSOS: IDENTIFICAR EL IMPAGO

Para prevenir la falta de pago de vecinos morosos, lo primero que hay que realizar es un seguimiento exhaustivo de los recibos. 

De esta manera, es posible identificar de inmediato la morosidad y tomar las medidas necesarias antes de que las deudas afecten a toda la comunidad. 

Existen diferentes caminos para poner fin a la morosidad de los vecinos de una comunidad. 

A su vez, actuar rápido ayuda también a evitar que aparezcan nuevos morosos. 

CUANDO SE CONSIDERA QUE UN VECINO ES MOROSO

Un vecino moroso es aquel propietario que no tiene sus pagos comunitarios al día. 

Un mes de impago de parte de un propietario, es considerado como un vecino que tiene deuda con su comunidad.

Dicha deuda se debe reclamar al titular de la vivienda, no al inquilino. Es el propietario el único responsable de los gastos comunitarios.  

QUIEN DEBE PAGAR LAS CUOTAS EN UNA COMUNIDAD DE VECINOS

La Ley de Propiedad Horizontal estipula que cada propietario es responsable del pago de la cuota tal como se indica en los estatus. 

Este pago corresponde al monto necesario para afrontar los pagos de suministros y servicios contratados, como también para contribuir con el fondo de reserva de la comunidad.

De la misma forma, todos los propietarios deben responder ante los gastos extraordinarios que puedan surgir dentro de la comunidad. 

COMO PROTEGER LA COMUNIDAD DE LOS MOROSOS: VIAS POSIBLES

El diálogo, la intervención de los administradores de fincas, los recursos legales y la vía judicial, son distintas formas de afrontar la morosidad. 

Según el caso en particular, se puede optar por las siguientes alternativas: 

La vía diplomática

Ante el impago de alguna de las cuotas, lo recomendable es comunicarse con el vecino, y averiguar cuál es el motivo. 

Algunas veces, la falta de recursos económicos hace difícil hacer frente a las cuotas en algún momento de la vida, aunque el vecino tiene intención de pago. 

En otros casos, existes impagos que no tienen justificación. 

Una actitud ética es actuar de una manera u otra, según la situación particular de cada persona.

Es frecuente que los vecinos y los administradores de las fincas muestren comprensión ante las dificultades económicas y permitan acuerdos de pagos aplazado o cuotas para saldar la deuda poco a poco. 

En casos como este, todo tipo de plan de pago deberá ser aprobado por la junta de propietarios y quedar registrado en el acta. 

Motivar el pago de la deuda

Ciertos recursos legales se pueden aplicar para conseguir que el propietario moroso pague lo que debe a la comunidad. 

Por ejemplo, privar su derecho de voto en las juntas, como también hacer visible la situación de morosidad ante el resto de la comunidad. 

Algo importante a considerar es que, para evitar sanciones de la Agencia Española de Protección de Datos, esa información publicada en el tablón de anuncios debe tener como objetivo únicamente informar a los deudores y no a terceros.

Acudir a un administrador de finca profesional

En la actualidad, gracias al Programa de Lucha contra la Morosidad, los propietarios de una comunidad que tienen un administrador de fincas, pueden reclamar las deudas de manera gratuita. 

Bajo este contexto, el administrador de la finca realizará la petición con el consentimiento de los copropietarios. 

Los profesionales de las sociedades del PLCM se encargan de redactar y enviar la notificación extrajudicial correspondiente. 

Esto significa que contamos con varios recursos para afrontar la morosidad antes de recurrir a la vía judicial.

En la mayoría de los casos, una negociación amistosa colabora a conservar la cordialidad y la convivencia social dentro la comunidad. 

La vía judicial

Si todas las opciones anteriores no dan resultado, entonces no quedará otra alternativa que presentar acciones judiciales.

Por vía judicial se podrán realizar en un plazo máximo de tres meses tras el acuerdo en la junta de propietarios. 

En términos generales, se tarda entre tres y cuatro meses para resolver la situación. 

El paso a seguir es conocido como procedimiento monitorio. 

Si has detectado a uno o varios morosos en tu comunidad de vecinos, un administrador de Fincas Heredero puede intervenir para ayudarte a resolver esta situación. 

No dudes en consultarnos.